martes, 25 de septiembre de 2012

En la Madurez se gana Autoridad Propia





Dr. Isidro Solórzano 



No se es maduro por voluntad, sino por un cultivo conciente y prolongado de actitudes dativas.
Es el desarrollo de hacerse responsable de la propia vida, es desarrollar “una autoridad amorosa” conveniente, donde se integran las aspiraciones internas y las posibilidades externas en paz.
Actitudes infantiles:
-         Dependencia exagerada. En el pensar, sentir, hacer y amar.
-         Esperan que otros soluciones sus problemas
-          Esperan recibir lo que desean.
-         Ante dificultades, agrandan las consecuencias y no dominan sus emociones, despertando sentimientos mezquinos.
-         Tienen desencantos antes cualquier frustración.
-         Actúan según lo que piensan que van a tener, y son malos administradores.
-         Sienten competencia y rivalidad ante exigencias de la vida. Les resulta muy difícil la integración porque tienen incapacidad de aportar.
-         Las emociones tienen tanto poder que los abruma, se deprimen y asustan
-         Se hieren fácilmente por una susceptibilidad de orgullo herido.
-         Una manera de demostrar la debilidad, el miedo y el temor al fracaso es la depresión o el enojo, los gritos, cólera odio y crueldad. (Los maduros son fuertes y amables.)
-         Les cuesta diferenciar realidad y fantasía: Pueden imaginar cosas catastróficas o hacer planes poco realizables.
-         Se habitúan a la mentira,  y sueñan ser inteligentes y sabias.
-         No pueden aceptar cosas negativas.

Actitudes maduras:
-         Ante todo tienen paz, y transmiten serenidad en toda circunstancia.
-         Casi no hablan de sí, la conciencia está en el desarrollo con el otro.
-         Tiene criterios, valores y principios propios.
Tienden a dar naturalmente y no tienen miedo al desprendimiento.
 Imagen tomada del la WEB "Serenidad con la Naturaleza".

Vuelo de bautismo, final de curso de "Me permito volar"

video

http://www.ciata.com.ar/page/237/me-permito-volar-programa-declarado-de-interes-municipal

viernes, 31 de agosto de 2012

Biografias: San Francisco de Asis


 
Dr. Isidro Solórzano 


Cántico de las Criaturas

Omnipotente, Altísimo, Bondadoso Señor, tuya es la alabanza, la gloria y el honor. Tan sólo Tú eres digno de toda bendición, y nunca es digno el hombre de hacer de ti mención.
Loado seas, mi Señor, por toda criatura, por el Hermano Sol. Loado seas, mi Señor, por la Hermana Tierra, las flores de color.
Y por la Hermana Luna de blanca luz menor, y las estrellas claras que tu poder creó, tan limpias, tan hermosas,tan vivas como son, y brillan en los cielos, ¡loado mi Señor!
Y por la Hermana Agua, preciosa en su candor, que es útil, casta, humilde, loado mi Señor. Por el Hermano Fuego que alumbra al irse el Sol y es fuerte, hermoso, alegre ¡loado mi Señor!
Loado seas, mi Señor, por toda criatura, por el Hermano Sol. Loado seas, mi Señor, por la Hermana Tierra, las flores de color
Y por la Hermana Tierra que es toda bendición. La Hermana, Madre Tierra, que da en toda ocasión las hierbas y los frutos y flores de color, y nos sustenta y rige, ¡loado mi Señor!

Y por los que perdonan y aguantan por tu amor los males corporales y la tribulación. ¡Felices los que sufren en paz con el dolor porque les llega el tiempo de la consolación!
Loado seas, mi Señor, por toda criatura, por el Hermano Sol. Loado seas, mi Señor, por la Hermana Tierra, las flores de color.
Y por la Hermana Muerte, ¡loado mi Señor! Ningún viviente escapa de su persecución ¡Ay, si en  pecado grave sorprende al pecador ¡Dichosos los que cumplen la voluntad de Dios, no probarán la muerte de la condenación.
Servidle con ternura y humilde corazón. Agradeced sus dones, cantad su creación. Las criaturas todas load a mi Señor.
Loado seas, mi Señor, por toda criatura, por el Hermano Sol.
Loado seas, mi Señor, por la Hermana Tierra, las flores de color.

viernes, 20 de abril de 2012

La impotencia, experiencia de creatureidad


Dr. Isidro Solórzano 

Es la vivencia dela limitación en el poder del ser humano. Esta experiencia se da en distintos niveles raciales, culturales, sociales y personales.

            En lo personal es la experiencia de la pérdida de confianza en su propia capacidad. La observación se realiza en cosas importantes, tales como no poder iniciar algo, sensación de incapacidad para hablar en público,  en la timidez, etc. O en pequeñas cosas como sentir que no puede estar solo, inseguridad en pequeñas elecciones, sin embargo puede dar sensación a los otros de gran seguridad.